Consiste en la pérdida involuntaria de la orina. Entre los tipos y causas de esta incontinencia podemos nombrar la de urgencia, de estrés y por rebosamiento.
Se puede tratar con fármacos o sin ellos. Pero unos de los mejores métodos para contrarrestar es el fortalecer los músculos pélvicos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted